Select Page

COVID-19 llevó a los colegios y ministerios de educación a hacer un esfuerzo coordinado para equipar rápidamente a los estudiantes con dispositivos para el aprendizaje remoto.

Para las entidades que fueron capaces de superar los desafíos presupuestales y de la cadena de suministro para asegurar la disponibilidad de computadoras portátiles para los estudiantes para el aprendizaje remoto, el viaje está lejos de terminar. Ahora, a medida que muchos colegios regresen a las clases en persona, esas computadoras portátiles asignadas llegarán a los campus (a menudo por primera vez) y presentarán nuevos desafíos para los educadores en la administración de dispositivos estudiantiles.

Aun así, con el enfoque adecuado y la solución de administración de dispositivos adecuada en su lugar, los dispositivos de los estudiantes como Chromebooks y laptops con Windows 10 se convierten en herramientas esenciales en el aula.

¿Es eficaz la tecnología en el aula?

La tecnología y los dispositivos se han convertido en parte del ADN de un aula. Tabletas, dispositivos móviles, computadoras portátiles, smartboards y pantallas digitales son ahora la norma.

Gran cantidad de investigaciones sobre el tema también arrojan luz sobre la eficacia de la tecnología. El proyecto de investigación “Reforma Tecnológica y Educativa“, patrocinado por el Departamento de Educación de los Estados Unidos, ofrece estos hallazgos:

  • Los estudiantes que utilizan la tecnología desempeñan un papel activo en el aprendizaje versus uno pasivo.
  • Los profesores evolucionan para ser facilitadores y entrenadores, apoyados por la tecnología.
  • Los maestros informaron que los estudiantes tenían más motivación usando tecnología en el aula.
  • El uso temprano de la tecnología en el aula ayuda a los jóvenes estudiantes a desarrollar habilidades técnicas y de diseño.
  • La tecnología aumenta la colaboración entre compañeros.
  • Los maestros pueden usar más recursos externos en la planificación de la lección.

Esta investigación y datos confirman que la tecnología marca la diferencia, creando una nueva dinámica de aula. La introducción de dispositivos de los estudiantes y su administración, para que sean una herramienta de aprendizaje y no una distracción, puede ser un desafío.

Consejos y Mejores Prácticas para la Gestión de Dispositivos de Estudiantes

COVID-19 ha añadido más Chromebooks al aula que nunca antes y, para muchos colegios y/o secretarias de educación, las estrategias de “traer tu propio dispositivo” (BYOD) simplemente no funcionan. A pesar de que el 53% de los estudiantes estadounidenses  ahora tienen su propio teléfono inteligente a los 11 años, los dispositivos de los estudiantes deben estar con el mismo sistema operativo para permitir el montaje de una infraestructura eficaz que soporte el uso de dispositivos.

Con más dispositivos que nunca entrando en las aulas y esencialmente cada colegio esforzándose por encontrar una manera de hacer factible colocar un dispositivo en las manos de cada estudiante, aquí hay algunos consejos útiles para administrar los dispositivos esperados en el aula.

Establezca Expectativas y Reglas

Asegúrese de que los alumnos que usan dispositivos en el salón de clases conozcan las reglas. Eso incluyen cualquier cosa dentro de su política BYOD, pero también las expectativas en su salón de clases. Hágales saber cuándo y cuanto usarán los dispositivos y cuándo estarán libre de tecnología. Esta comunicación elimina la confusión y les informa de las consecuencias de no seguir las reglas.

Obtenga su Atención

A medida que los estudiantes trabajan en grupos o de forma independiente, mientras usan dispositivos se pegan a la pantalla. Capture su atención con frases que les hagan saber que es hora de que sus ojos estén en el maestro. Utilice el mismo lenguaje para enseñar a los alumnos a reaccionar con prontitud a su instrucción.

Monitoree las Pantallas

Dependiendo de lo grande que sea su aula, esta puede ser una gran tarea. ¿Podrá mirar por encima del hombro de todos mientras continúa la lección? Probablemente no. Ahí es donde las herramientas tecnológicas pueden ayudar. Aprovechar una solución que permite el monitoreo de la pantalla de los estudiantes en tiempo real le permite mantener el control sin perder tiempo.

Controle Lo Que Ven

Durante las lecciones, puede referirlos a sitios web específicos que incluyen estudios, investigaciones u otra información. Aunque puede informar de la dirección URL a la clase y esperar que naveguen hasta ella, hay una mejor solución. Encuentre una solución con la funcionalidad para iniciar la misma sesión web en todos los dispositivos y asegúrese de que todos estén en la misma página.

Use Herramientas Tecnológicas para Orquestación

Classroom Commander de ScreenBeam es una herramienta práctica y poderosa que combina la proyección inalámbrica con la orquestación de dispositivos de estudiantes. Proporciona una plataforma para compartir, colaborar e interactuar.

 

Involucre a los Estudiantes y Administre Dispositivos con Facilidad

Classroom Commander es la mejor manera de mantener la participación de los estudiantes y administrar los dispositivos con facilidad. Supervise los dispositivos en tiempo real, bloquee pantallas y teclados con unos pocos clics. Luego, lance sesiones web en los dispositivos de alumnos individuales, grupos o toda la clase.

Obtenga más información sobre Classroom Commander y cómo funciona descargando nuestro folleto de soluciones.

 

Share This