Cuando se trata de resolver los desafíos planteados por la integración inalámbrica de dispositivos de usuario y soluciones de conectividad inalámbrica de salas, muchas soluciones afirman tener las respuestas.

La realidad, sin embargo, es que casi todos se quedan cortos.

¿Qué desafíos de conectividad existen en las salas?

En el mercado existen muchas soluciones cableadas para la conectividad y la presentación en las salas, aunque estos métodos tradicionales vienen con muchas barreras de conectividad.

Cuando se busca una solución para integrar sin problemas los dispositivos de usuario en las soluciones de conectividad de salas, a menudo se presentan los siguientes problemas:

Cables y botones difíciles de usar:

A medida que los cables y botones necesarios para conectarse a las pantallas de la habitación se acumulan, es cada vez más probable que uno, algunos o todos esos dispositivos no sean compatibles con la amplia variedad de dispositivos de usuario que necesitará integrar.

Desde adaptadores Lightning de Apple hasta adaptadores para otros puertos cada vez más variados: USB Tipo-A, Tipo-B y Tipo-C (y más opciones USB), VGA de la vieja escuela, Thunderbolt de nueva escuela, HDMI y más, tendrás que disponer de una solución para todos.

¿De qué sirve una solución inalámbrica de conectividad en la sala que no ofrezca soporte para cualquier dispositivo de usuario que entre por la puerta?

Los dispositivos móviles no quieren cooperar:

Los dispositivos móviles son solo eso: móviles. Las tabletas, iPads, Chromebooks y otros dispositivos móviles están diseñados para adaptarse de forma nativa a soluciones inalámbricas y, a menudo, no funcionarán correctamente con soluciones cableadas. Esto crea otro dolor de cabeza para resolver, cuando usted debería ser capaz de llegar a su espacio y empezar a colaborar de inmediato.

El aumento de la gestión conduce a pérdidas:

Cuantos más cables, botones y dispositivos de usuario poco cooperativos tenga que administrar para poner en marcha la proyección inalámbrica y la colaboración, más dinero, tiempo y mano de obra pierde.

Los cables también generan costos adicionales de TI:

Las soluciones cableadas pueden ser costosas tanto en su instalación y/o actualizaciones como en los costos de material. La instalación de cables en salas de reunión puede ser laboriosa en la medida que se necesita romper paneles, paredes, e instalar tubería en el subsuelo para ocultar los cables y reducir el desorden que causan.  Además de los costos de mano de obra para instalar y / o actualizar y reemplazar los cables dañados, las soluciones cableadas pueden ser costosas. Los cables HDMI de 100 pies pueden costar $75 o más, lo que eleva los costos de material por cada sala. Si falta un adaptador, más frustración del usuario y más costos de reemplazo y dolores de cabeza para administrar cada sala.

Cuando se toma en cuenta la figura completa, ésta se reduce a un resultado final de frustración tanto para los usuarios finales como para los administradores de TI.

¿Conectividad inalámbrica?

Hay muchos que dicen que ofrecen proyección inalámbrica de nivel empresarial, pero ¿están realmente diseñados para la implementación comercial? Los clientes empresariales tienen requisitos y expectativas en torno a la tecnología que implementan en sus salas de conferencias.  Expectativas en torno a la estabilidad, fiabilidad y tiempo de actividad, seguridad, facilidad de uso, soporte multiplataforma y más.  Desafortunadamente, no todas las soluciones de proyección inalámbrica de “calidad comercial” están diseñadas para satisfacer estas expectativas de los clientes.  El espacio de trabajo moderno normalmente tiene una red Wi-Fi muy congestionada.  Congestión que interfiere con los dispositivos de pantalla inalámbrica que no están realmente diseñados para funcionar en entornos Wi-Fi densos. Esto puede conducir a malas experiencias de usuario con conexiones caídas, reproducción de vídeo intermitente, pixelación de imágenes y más.

Afortunadamente, mientras que las soluciones cableadas tradicionales no cumplen con las expectativas y muchas soluciones de proyección inalámbrica de “calidad comercial” se quedan cortas, hay una respuesta.

¿Cómo puede evitar estos obstáculos?

Implementando una solución de proyección inalámbrica independiente de plataformas, fácil de usar, que cumple con las expectativas de los clientes para las implementaciones empresariales, y que ofrece un dispositivo estable y robusto que sencillamente, funciona. Con innovaciones de diseño para entornos Wi-Fi densos y soporte multired, Usted puede garantizar una solución segura de conectividad en la sala y proyección inalámbrica que ofrece una respuesta para los usuarios de dispositivos Apple y Android que utilizan iOS, macOS, Chrome OS y más.

Con el ScreenBeam 1100, ScreenBeam ofrece una solución inalámbrica que funciona en un entorno inalámbrico empresarial, conectando tanto a las visitas como a los empleados de forma segura, rápida y sencilla. La solución inalámbrica de calidad comercial de ScreenBeam permite la conectividad inalámbrica en entornos empresariales modernos sin interferencias de otros dispositivos y evita la molestia de administrar una solución cableada.

ScreenBeam proporciona soporte universal de dispositivos a través de Miracast de nivel empresarial, AirPlay y Google Cast, eliminando las barreras de conectividad. Las soluciones ScreenBeam también ofrecen la capacidad de compartir la pantalla de manera nativa y sin aplicaciones, aislamiento de red de invitados, capacidad 4K, anotación inalámbrica digital en Office 365, administración remota y mucho más.

Solo ScreenBeam puede resolver sus desafíos de conectividad de la sala de una manera que coexista armoniosamente con otros dispositivos inalámbricos y de usuario.

Para obtener más información sobre lo que diferencia a ScreenBeam, diríjase a nuestro canal de YouTube y déle un vistazo a nuestro último vídeo de experiencia de usuario.

Share This